CRÓNICAS DE UN CEREBRO APASIONADO.

Si has seguido nuestras publicaciones, sabrás ya que el cerebro busca placer, y como el cúmulo de interacciones en el RND (red neuronal por defecto) se ilumina cuando nos encontramos calmados.

Gracias a los estudios con escaneos cerebrales sabemos que la RND se activa al contemplar algo hermoso “La belleza mueve el placer.” transmitiendo entre otras dopamina y químicos opioides.

El concepto de belleza se establece en nuestro subconciente en base al contexto cultural en el que nos desarrollemos y la exposición a lo “agradable”, de está manera hemos de comprender que mis recuerdos de niña son corriendo por el patio y viendo pasar por mi cabeza las aeronaves en descenso así cada vez q escuchaba el sonido de los MD80 cruzando por la aerovía salía corriendo a contemplarlos, sin embargo, no ocurre lo mismo con niños en Irak en donde el sonido de un avión anuncia el momento de correr a refugiarse de las bombas como evento cotidiano. De este modo mi concepto y su concepto de belleza por un objeto específico es distinto.

Por esta búsqueda incesante de placer en nuestros torrentes neuronales es que literalmente corremos, nos detenemos, arriesgamos la vida entre otras cosas para contemplas la belleza de una aeronave, cada quien tendrá su momento favorito: despegues, aterrizajes, carreteros, apertura de puertas, encendido de motores… You name it!

Respiramos y latimos distinto después de observar su silueta.

¿Te pasa lo mismo?

CRÉDITOS: FRANCISCO PIMENTEL.