FALLA EN VENTANILLA DEL 787

Algunos medios reportaron el pasado 5 de enero la declaración de emergencia de un Boeing 787 perteneciente a LOT Polish Airlines, fungiendo como LO-98, a causa de olor a quemado en la cabina, aterrizaron sin mayor eventualidad en Varsovia, provenientes de Seul; sin embargo, posteriormente el olor pudo ser rastreado a una de las ventanillas electrónicamente regulables de la aeronave.

Las ventanillas en el 787, desarrolladas por la compañía norteamericana Gentex, poseen una capa de gel que al aplicarle una carga eléctrica, genera una reacción química que altera su opacidad; al momento de presentar la aeronave, Boeing aseguró que sería una pieza que no necesitaría servicio, o por lo menos duraría entre 20 años o la vida del casco mismo.

A la fecha LOT no ha publicado ningún comunicado oficial, sin embargo, de acuerdo a The Aviation Herald, la línea aérea extraoficialmente declaró haber rastreado el olor a un ventilador del sistema de entretenimiento a bordo; no obstante, la aeronave regresó a servicio al día siguiente.

Créditos: Lukasz Hinc