“IDA AL AIRE”, BASTA DE MITOS.

Este artículo, a pesar de ser largo, tiene como objetivo evitar la desinformación causada por el amarillismo y la ignorancia de ciertos medios de comunicación, sin el afán de crear polémicas. Es un simple análisis operacional. Invitamos a nuestros lectores a que lo lean completo.

Es triste, pero entendible, que la gente ponga sus ojos en la aviación a raíz de un incidente. Pero lo que es preocupante es cómo ciertos medios de comunicación de alto impacto utilizan este incidente para politizar y causar pánico entre su público (que no es una cantidad menor).

A finales de Marzo de 2021 entró en funcionamiento el rediseño del Espacio Aéreo Mexicano, tal vez, el cambio más grande que ha sufrido en su historia. Este cambio, ocasionado por la entrada en operación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en lugar de poner orden a un espacio aéreo ya congestionado, terminó siendo más de lo mismo.

Patrones de espera, aproximaciones frustradas, desvíos al alterno… nada ha cambiado, en realidad. La misma historia que se viene viviendo desde, por lo menos, 10 años atrás, con la diferencia de que ahora los aviones sobrevuelan otras rutas y con un espacio aéreo que costó 6.1 millones de dólares en rediseñar y poner en marcha.

Pero esto es sólo el preámbulo del tema. Lo que causó que todos comenzaran a poner atención en los problemas que hay en el ahora llamado ”Sistema Aeroportuario Metropolitano” fue el incidente entre los vuelos 799 y 4068 de Volaris, donde el 799 se encontraba en fase de aproximación final a la pista 05L del AICM mientras que el vuelo 4068 esperaba para despegar en esa misma pista.

Y a pesar de lo que muchos piensan o dicen, desde el punto de vista de este redactor, los pilotos no tuvieron la culpa de este incidente. El equipo de LVA coincide que las maniobras efectuadas por parte del vuelo 799 y la decisión de abortar el aterrizaje fueron las correctas, gracias a la capacitación y buen criterio de los pilotos.

Lo que nos comenzó a preocupar en los recientes días es el creciente número de artículos periodísticos de diversos medios afamados donde se escandalizan por el número de vuelos que efectúan una “ida al aire”. En la primera plana de uno de ellos, hasta los cuentan y narran vagamente los hechos.

A todos esos medios, hacemos la invitación de no armar alborotos ni ”satanizar” procedimientos que son más que comunes alrededor del mundo, que son considerados procedimientos de una operación normal, y que puede haber decenas de razones por las cuales efectuarlas.

Créditos: LuisAGPhotography

Las aproximaciones frustradas o ”idas al aire” existen desde el momento en que los aviones comenzaron a tomar forma. Desde el inicio (y en algún caso aislado en la actualidad), una ida al aire podía deberse a que había un animal en la zona o pista de aterrizaje. Adicionalmente, en el caso específico del AICM, que desde hace más de una década sufre saturación, las aproximaciones frustradas se volvieron parte del día a día. La cantidad de aviones despegando y aterrizando desde la capital mexicana hacen que una ”ida al aire” sea más probable.

Dentro de las causas más comunes de aproximaciones frustradas están:

  • Condiciones Meterológicas: Sabemos que el clima no tiene palabra, a pesar de que con instrumentos y observaciones se pueden realizar pronósticos con una gran exactitud. Nunca estamos exentos de que se presenten ráfagas de viento, tormentas o nieblas que hagan que la mejor decisión sea intentar aproximarse a la pista nuevamente.
  • Aeronaves que permanecen en pista: Ojo, que no estoy hablando de incursiones de pista. Me refiero a un avión que haya aterrizado antes que otro, pero no logra salir de la pista, provocando que el segundo tenga que irse al aire e intentarlo de nuevo. Tal vez, la razón mas común de aproximaciones fallidas en el AICM dada la saturación que sufre.
  • Aeronaves incursionando la pista: Cuando una aeronave, con o sin autorización de un controlador, entra a ocupar una pista al momento que otra aeronave está aterrizando. Para saber más sobre este tema, te recomendamos que leas esta nota: www.lavozaviacion.com.mx/que-es-una-incursion-de-pista/
  • Aproximación No Estable: Esta puede deberse a algún parámetro de vuelo que no esté dentro de lo normal, o simplemente que el/los pilotos no se sientan conformes con la actitud del avión mientras se efectúa la aproximación.
  • A solicitud del controlador: Esta sucede cuando el controlador de tráfico aéreo sabe que la separación entre aeronaves no es la suficiente para que aterricen una detrás de la otra, por lo que se le instruye a alguna de ellas a realizar una ida al aire.
Créditos: N795CS

Y así como estas, las razones van desde las situaciones más vanas hasta aquellas que quedan en un incidente. Pero, sin importar la razón, las aproximaciones frustradas son tomadas en cuenta hasta en el cálculo de consumo de combustible antes de la salida de cada vuelo.

Invitamos a nuestros colegas periodistas a dejar de crear pánico entre la gente. Las aproximaciones frustradas no son procedimientos de emergencia ni ponen en riesgo la integridad de las personas a bordo ni de la propia aeronave.

Sepan que las aproximaciones frustradas suceden hasta en los mejores aeropuertos del mundo, que no tienen ninguna relación con el rediseño del espacio aéreo, y que sucederán también en Santa Lucía. No es nuevo, no es peligroso. Es y seguirá siendo normal.

Créditos: CMA97