INICIA INTEGRACIÓN OBLIGATORIA DE ADS-B EN MÉXICO.

Después de un retraso de un año, a partir del próximo 1º de enero de 2022, será efectivo en México el requerimiento técnico obligatorio de contar con equipo de Vigilancia Dependiente Automática-Radiodifusión, conocido por sus siglas en inglés ADS-B, para todos los operadores, concesionarios y permisionarios de aeronaves de ala fija o rotativa. Este requerimiento fue originalmente postergado por supuestas insuficiencias técnicas en el registro aeronáutico nacional.

Esta implementación tiene como objetivo mejorar los estándares de seguridad operacional y de eficiencia al facilitar una vigilancia más precisa del espacio aéreo a los servicios de ATC, ya que esta tecnología combina una capacidad de posicionamiento a través de la aviónica de las aeronaves y la infraestructura en tierra; con la capacidad de transmitir información de identificación, posición (latitud y longitud), altitud (barométrica y geométrica), y velocidad, entre otros datos, de cada aeronave que la utilice hasta una vez por segundo, a diferencia del sistema de vigilancia por radar que puede tomar entre 5 y 12 segundos por cada barrido.

En caso de la norma mexicana, se requerirá el uso mínimo de equipo ADS-B OUT, de Versión 2, que opere en la frecuencia de 1090 MHz y emita señales espontáneas ampliadas (ES) que, a pesar de ser muy similar al estándar establecido por la Agencia Federal de Aviación (FAA) en Estados Unidos de América, al apegarse más, la norma nacional, a la recomendación por la Organización de Aviación Civil Internacional, ICAO por sus siglas en inglés, deja de lado los equipos que operan en frecuencias de 978 MHz Transceptor de Acceso Universal (UAT), preferidos por la aviación general norteamericana por su accesibilidad de instalación en aeronaves que no cuentan con esta tecnología, no obstante su uso no sea permitido por encima de los 18,000 pies de altitud.

El uso del equipo ADS-B será requerido en todo el espacio aéreo controlado dentro de la Región de Información de Vuelo de México (FIR México), que incluye, espacio aéreo Clase A, B, y C; Clase E a o por encima de los 10,000 pies; en Clase E sobre el Golfo de México por encima de 2,500 pies sobre el terreno; dentro de 12 millas náuticas desde las costas territoriales por encima de los 3,000 pies; y dentro de un radio de 30 millas náuticas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México desde la superficie hasta los 10,000 pies de altitud.

Para facilitar la implementación de ADS-B al Registro Aeronáutico Mexicano, se les permitió a los operadores, concesionarios y permisionarios aéreos, a lo largo de 2021, la posibilidad de presentar un Plan de Equipamiento en el cual cada uno debió delinear la acciones necesarias a tomar con la finalidad que para el 31 de diciembre de 2024 la totalidad de la flota ya tenga implementada la tecnología ADS-B, así mismo esta fecha será el limite para poder operar aeronaves sin acondicionamiento ADS-B con previa autorización de la autoridad aeronáutica.

Este requerimiento obligatorio esta descrito en la Circular de Información Aeronáutica 04/20, publicada en febrero de 2020; las especificaciones de instalación e implementación técnica se hallan en la Circular Obligatoria CO AV-92.2/19, publicada en diciembre de 2019; y se sustentan en el Documento 9871 y 9924 de la OACI, así como en el Ordenamiento Técnico TSO-C166b de la FAA.

Créditos: Arturo Baltazar