La Agencia Espacial Mexicana y el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea organizan un evento enfocado a la colaboración e impulso del Sector Aeroespacial.

Por: Enrique Gómez, para La Voz de la Aviación.

En 2022, México y Corea del Sur cumplen 60 años de relaciones diplomáticas. Por este motivo la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea, KARI (Korea Aerospace Research Institute), en colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de nuestro país, la Embajada de Corea del Sur, junto con la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), organizan el Taller Aeroespacial entre México y Corea del Sur con el objetivo de estrechar relaciones y crear colaboraciones para la industria aeroespacial.

El taller se realizó los días 29 y 30 de junio del presente año en las instalaciones de la SRE en la Ciudad De México. El contenido del programa consistió en la presentación de trabajos y actividades relacionados con el desarrollo y aplicaciones de nanosatélites, rovers y lanzadores; además, se habló sobre el diseño y operación de aeronaves no tripuladas (también conocidos como drones). También se compartieron experiencias y se presentaron oportunidades comerciales entre México y Corea del Sur.

En la ceremonia de apertura destacaron la intervención del Dr. Javier Dávila Torres director general para la cooperación política de AMEXCID, el Dr. Hang-Seok Choi vicepresidente de KARI, el Dr. Salvador Landeros Ayala director de la AEM, Amb Sun Jeong-in embajador de Corea del Sur en México, entre otros.

Durante el primer día se presentaron 10 sesiones cada una por diferentes representantes de los organismos invitados. Los temas que más destacaron fueron las oportunidades de colaboración y el desarrollo de satélites. En el segundo día se realizaron 14 sesiones. Los asuntos más destacados de este día fueron la contribución de ambas naciones en la industria espacial, así como la iniciativa de las empresas privada para impulsar el sector.

En la clausura sobresalió la participación de los directores de AEM y KARI, así como de la embajadora del evento la Licenciada Carmen Moreno Toscano subsecretaría de la SRE, y el Licenciado Gustavo Cabrera representante mexicano de ALCE.

Al evento asistieron estudiantes y profesores como ponentes y oyentes de diversas instituciones educativas de nuestro país como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma de México (UAM), la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

También participaron empresas mexicanas dedicadas al sector espacial como Dereum Labs, quienes se especializan en el diseño de rovers con el objetivo de explorar la Luna en el futuro, y Zero Gravity, encargados del desarrollo de satélites pequeños. Estas compañías mostraron sus planes y avances para consolidarse en la industria y fomentar relaciones comerciales con sus homólogos coreanos. Por parte de Corea, asistieron empresas como Satrec Initiative y Soletop dedicadas al desarrollo de sistema satelitales para observación y monitoreo de la Tierra.

Imagen tomada de la web.

Con respecto a la opinión de algunos asistentes del evento, Alejandra Cerezo Ruiz, quien trabaja en la Coordinación de Formación de Capital Humano de la AEM, menciona: “En el área del desarrollo de capital humano puede haber una mayor cooperación en ambas naciones. Es decir, invertir en la capacitación de personal especializado mediante talleres, cursos etc. para aportar y ampliar el conocimiento en el desarrollo de ciencia y tecnología en beneficio de las dos agencias espaciales”. El conocimiento que se quiere generar es sobre el diseño y construcción de satélites pequeños y rovers ya que es prioridad del gobierno mexicano, además de aprovechar la experiencia que tiene KARI en este rubro, subrayó Alejandra.

Por otra parte, Jesús Alberto Ramos, cofundador de una startup dedicada a la manufactura aditiva llamada Hadrón Projects con el plan de direccionar una parte de su empresa al medio aeroespacial, opina: “Con base a la experiencia de Corea del Sur en la industria, serían buenos como proveedores de tecnología ya probada y elaboración de refacciones para fabricar satélites pequeños, el cual es de bastante interés en nuestro país. Por otro lado, México proporcionaría el capital humano, que a su vez conllevará al desarrollo de nuestra propia tecnología partiendo del trabajo en equipo con este país.” “Además, tanto sector académico como la iniciativa privada y el gobierno deben promover las actividades espaciales mediante la capacitación en las escuelas y la generación de empleos para desarrollar tecnología aeroespacial en México”.

El ingeniero Andy K. Lee, conferencista en el taller y representante de la empresa Satrec Initiative, comentó que el evento entre México y Corea del Sur fue fantástico, ya que se logró compartir información y conocer más a fondo los planes de cada agencia para llegar en conjunto al espacio. “Pienso y sostengo de manera firme, que haya la posibilidad de colaborar en un futuro próximo y ampliar nuestras capacidades en cuestión de tecnología espacial. Quedé profundamente asombrado con la hospitalidad de México y deseo volver una vez más”, afirmó Andy.

Para concluir, Corea del Sur representa un gran ejemplo como nación que procura invertir en ciencia y tecnología. Por lo que los representantes de nuestro país deben garantizar la cooperación de grupos de trabajo y el intercambio de ideas para impulsar el desarrollo e independencia de la tecnología aeroespacial en México.