LUZ DE ALERTA.

Todos la conocemos como “Beacon Light” (aún como pasajero seguro recuerdas esa lucecita roja cuando ves un avión) su función es una advertencia de que los motores se encuentran encendidos.

Con regularidad las personas cercanas pueden identificar cuando no es el momento de acercarse aunque suele ser algo más que una luz beacon, regularmente vieron nuestros álabes muy de cerca. Los espacios en los que requerimos acercamientos con precaución no siempre son “anti colisión”. Tal y como lo es con las aeronaves, podría ser preparación para un encendido de motores (proyección de proyectos en nuestra vida), chequeo de motores (revisión de avances en planteamientos), carreteros (replanteamiento de objetivos o movimientos de ciudad, carrera, casa, pareja).

En el medio es imperativo que todo el personal se encuentre familiarizado con los procedimientos de seguridad con base a esta lucecita brillante tanto en tierra como en aire, que si y que no, cómo acercarse y cuando no; aplicable también a nuestras vidas.

Gary Chapman sugiere el uso de una gorra específica para que las personas en nuestra familia sepan que, aún en la misma habitación requerimos no se nos hable.

Planificar con nuestra familia y personas cercanas este tipo de “procedimientos” es una excelente metodología para la mejora de la comunicación en momentos cruciales, personalmente mi familia sabe que cuando utilizo audífonos en casa significa que estoy planteando un proyecto (algo parecido a un grito de “nadie me hable”) ¿Y TÚ? ¿YA TIENES TU BEACON LIGHT?

CRÉDITOS: @JADEITE05