¡ SI !  EL CAFÉ DEL AVIÓN SE PREPARA CON LA MISMA AGUA DEL BAÑO

   Para mí como personal de aviación, resulta un asunto totalmente normal y cuando escucho cómo las personas se escandalizan, comprendo que es un tema de desinformación. Permíteme, querido lector, explicarte este proceso por el cual yo me siento más segura de tomar café en el avión. Sin embargo, los estudios realizados en 2019 que han lanzado toda una campaña publicitaria en contra del consumo de agua en los aviones me hace ruido, no al hecho de que sea la misma agua, sino a la “supervisión de la calidad del servicio”. 

Te platicaré mi experiencia en este servicio:

📸: @tiniolive

Comenzaré por resaltar que el agua potable en el avión es cara, no por el costo del agua, sino por el estricto sistema de calidad que requiere.

En el avión la toma de agua potable es una, ésta se almacena en uno (o varios dependiendo del modelo) depósitos en el interior del avión que alimenta tanto al baño como a la cafetera; una de las posibles causas mencionadas en los estudios es que este deposito no se vacía con frecuencia. Este es un punto de supervisión y también de costos, pues al ser un almacenamiento al que no se tiene acceso para limpiarlo adecuadamente, hay que llenarlo con una solución de cloro especial, descargar, volver a rellenar para realizar el enjuague, vaciar, rellenar de nuevo y realizar una prueba bacteriológica que confirme la calidad del agua en el depósito. (Esto podría llevar más de 1 carga de limpieza).

Después viene el depósito en el que se transporta el agua con la que se realizará el relleno del avión. Dependiendo de las necesidades de cada vuelo (pasajeros, destinos que cuenten con el servicio, pesos por condición de ruta, etc) se determina si mientras esperas a subir a tu avión se recarga o no agua. Este equipo o camión debe de encontrarse separado de otros (muy especialmente del que realiza la descarga de aguas negras). El personal encargado de esta recarga no puede realizar ciertas operaciones “que lo contamine”, debe de portar con el equipo de protección adecuado y verificar que las tomas no tengan rastros de otros contaminantes.

El mantenimiento, limpieza y verificación de éste es muy similar al proceso que mencioné al avión y se rellena con un proveedor fiable que proporcione resultados de análisis bacteriológicos continuos; de igual manera, a este depósito se le realizan exámenes bacteriológicos regulares. En mi experiencia personal, los enjuagues son muy regulares y en épocas de calor los análisis al agua son frecuentes.

📸: @eshadrinkscoffee

Ya dentro de la aeronave el personal no rellena el agua dentro del baño. El área de cafetería cuenta con su propia tubería y grifos con procesos de limpieza específicos. También es importante mencionar que el personal que limpia los baños no es el personal de vuelo.

Mas allá de penalizar el consumo de café o agua en el vuelo, yo pienso en ir al detalle: de acuerdo a las investigaciones qué aerolíneas tuvieron los resultados negativos, en qué ciudades, si se cuenta con los resultados bacteriológicos, cuáles son los procesos que maneja cada proveedor y quiénes son los encargados de supervisarlos (recomiendo que sea más de una persona y área).

📸: @brodievissers

SIN EMBARGO, sí recomiendo el cambio de hábitos de consumo en vuelo (en la medida de lo posible) por costo, pues una vez que conoces el proceso que debe de seguirse, puedes diferir entre el costo de tu taza de café en vuelo y el café de insignia que puedes adquirir en la sala de última espera.